Fotografia a Catalunya
Menú
×

1. DEL GRAVAT A LA FOTOGRAFIA IMPRESA

Proclamación de la I República en la Plaça de Sant Jaume. La Ilustración española y americana, 8 de marzo de 1873 (AHCB)

1. Del grabado a la fotografía impresa

En las últimas décadas del siglo XIX, cuando se comenzaron a registrar concentraciones multitudinarias en las calles de Barcelona, el grabado dominaba las páginas de la prensa gráfica y las informaciones sobre dichos acontecimientos –que pronto captaron la atención de las cabeceras– se ilustraban mediante las diversas técnicas que permiten dibujar una imagen sobre una superficie rígida. La fotografía comenzaba a hacer acto de presencia, aunque muy tímidamente y casi siempre como elemento accesorio, pues servía de modelo a los dibujantes de turno. Esta es la razón por la que durante dicho período es muy habitual encontrar, al pie de los grabados, anotaciones que explicitan que están hechos “de fotografías” o “a partir de fotografías”. Para la mayor parte de publicaciones aún era técnicamente imposible reproducir en serie sobre el papel las instantáneas impresionadas sobre las placas de vidrio.

Primero de mayo de 1890. La Ilustración española y americana, 8 de mayo de 1890. Ilustración de fotografías de Juan Puiggarí (AHCB)

Primero de mayo de 1890 al final de la Rambla. Grabado de M. Suñé. La Ilustració Catalana, 15 de mayo de 1890 (AHCB)

“Decidle al cura que si no pone las ocho le cantaremos las cuarenta”. La Campana de Gràcia, 3 de mayo de 1890, portada (AHCB)

Aunque entre 1885 y 1890 algunos semanarios empezaron a publicar reportajes fotográficos – todo un acontecimiento– no tenemos constancia de la existencia de ninguna fotografía del día 1 de mayo de 1890, cuando se celebró en Barcelona la primera manifestación obrera de su historia. Miles de trabajadores se reunieron en las calles siguiendo la consigna “¡Proletarios de todos los países, uníos!”, respondiendo a la resolución del I Congreso Internacional Socialista, celebrado en 1889 en París, que llamaba a movilizarse para reclamar la reducción de la jornada laboral a ocho horas. Nacía una de las tradiciones obreras más arraigadas, el Primero de Mayo, y algunos de los ilustradores habituales de las revistas gráficas más importantes dejaron constancia de ello.

Portada de La Vanguardia, 3 de mayo de 1890 (AHCB)

GENTÍO ANTE LAS CÁMARAS

Andrés Antebi, Teresa Ferré, Pablo González

GENTÍO ANTE LAS CÁMARAS