Fotografia a Catalunya
Menú
×

2. DEL GRAVAT A LA FOTOGRAFIA IMPRESA (II)

Manifestación en la Plaça de Sant Jaume para pedir la revisión del proceso de Montjuïc. L'Esquella de la Torratxa, 18 de febrero de 1898 (AHCB)

2. Del grabado a la fotografía impresa (II)

La ciudad, las calles y las multitudes empezaron a aparecer fotografiadas en las páginas de los semanarios gráficos barceloneses durante los últimos años del siglo XIX. Gracias a las posibilidades que ofrecía el fotograbado, la fotografía se halló técnicamente en condiciones de alcanzar una nueva dimensión como elemento informativo, hecho que fue el toque de inicio de una gran transformación en términos comunicativos y culturales. Los talleres de fotograbado como Sociedad Heliográfica, J. Thomas, Juan Furnells, o Baguñà i Cornet, entre otros, se convirtieron en su epicentro y, junto con fotógrafos y medios impresos, hicieron posible que los lectores, al hojear las publicaciones, tuvieran una nueva referencia visual “real” –o, como se decía entonces, “directa del natural”− más allá de las interpretaciones propias de grabadores y dibujantes.

Atentado de la calle Dels Canvis Nous. El punto donde estalló la bomba. Foto Rus (AHCB)

Entierro de las víctimas en la Rambla de Santa Mònica. Foto Rus (AHCB)

Entre las primeras fotografías publicadas de manifestaciones reivindicativas en Barcelona encontramos las tomadas por Federico Fernández el 14 de febrero de 1898 durante la manifestación de protesta por el proceso de Montjuïc, una causa judicial y política desencadenada contra el movimiento anarquista después del atentado en la calle Dels Canvis Nous durante la procesión de Corpus de 1896. Durante dos años de represión se prohibieron periódicos, centros de reunión y lugares de ocio. La Brigada Social, una fuerza policial creada ex profeso, practicó centenares de detenciones entre obreros, sindicalistas, maestros laicos, anticlericales y republicanos en general. Todos fueron trasladados al castillo de Montjuïc, desde entonces leyenda negra del movimiento obrero barcelonés. Los presos, sometidos a terribles torturas, acababan firmando declaraciones en las que se autoinculpaban del crimen. Finalmente hubo 87 procesados, 5 penas de muerte y 68 condenas a destierro.

Otra prueba irrefutable de la fascinación que comenzaron a ejercer las multitudes en la calle fue el entierro de Jacint Verdaguer, una de las demostraciones de duelo más numerosas que haya vivido jamás Barcelona. Fue el 13 de junio de 1902 y Fernando Rus –uno de los referentes entre los protorreporteros– estuvo a pie de calle para fotografiarlo.

Según una crónica de Gaziel, durante el cortejo "no se podía dar un paso, ni hacia arriba ni hacia abajo. Aquello no era Corpus, ni una manifestación política, ni un encuentro festivo, ni se parecía a nada conocido. Era una manifestación extraña y nueva, que Catalunya quizá aún no había dado jamás por nadie. Era la capital de todo un pueblo, que expresaba su dolor por la muerte de un poeta".

Entierro de Jacint Verdaguer. Foto: Rossend Partagàs (AFB)

Entierro de Jacint Verdaguer. Foto: Rossend Partagàs (AFB)

Aquel mismo 1902 Barcelona había había vivido una serie de manifestaciones de signo muy diferente durante la huelga general de febrero impulsada por los trabajadores metalúrgicos. Aquella protesta masiva, sintetizada en la pintura furiosa de Ramon Casas, acabó después de cuatro días de paralización total de las fábricas, del tránsito rodado, del puerto y de las estaciones de ferrocarril. Y también de durísimos enfrentamientos armados en las calles entre policía y trabajadores –especialmente en la zona del Paral·lel, Drassanes y Nou de la Rambla. La huelga se saldó con un balance aterrador: entre 70 y 100 muertos, centenares de heridos y las cárceles a rebosar.

Y algunas, pocas, fotografías, sobre todo del despliegue policial y militar, publicadas en La Hormiga de Oro y L'Esquella de la Torratxa, y firmadas por J. Pagès Cubinyà, Pròsper Mossé o A. S. Auban.

La carga, Ramon Casas, 1899-1902. Dominio público.

Los Sucesos de Barcelona. La Hormiga de Oro, 22 de febrero de 1902 (AHCB)

GENTÍO ANTE LAS CÁMARAS

Andrés Antebi, Teresa Ferré, Pablo González

GENTÍO ANTE LAS CÁMARAS